El vino se viste de rosa

iStock_000020058633_Large1-1000x600Las grandes modas internacionales comienzan en ciudades como Londres, París o Nueva York. No es un secreto que los coolhunters de todo el mundo tienen fijados estos lugares como espacios de referencia a la hora de capturar las tendencias que empiezan a engendrarse entre lo más chic de su población. Moda, arte, tecnología y, por supuesto, gastronomía encuentran en estas ciudades rincones que les sirven de incubadora para su posterior salto al resto del mundo.

Las preferencias con respecto al consumo de vino no son diferentes en este sentido y parece que los rosados han encontrado entre los consumidores de estas cities el momento que tantos años llevaban esperando. Hasta la fecha estos vinos han estado relegados a una posición de segunda, pero en los últimos años han alcanzado una calidad que no ha pasado desapercibida y que inició su particular boom con los cavas rosé. Elaborados con uvas tintas, ligeramente maceradas con su piel, la variedad de color que ofrecen estos vinos es espectacular.

Color_vino_ROSADO_large

Hoy en día estos vinos representan ya el 30% del consumo mundial de vino. En España, poco a poco va calando esta tendencia aunque los rosados todavía no están entre nuestras principales preferencias a la hora de pedir una botella o tomar una copa. Sin embargo, nuestras bodegas se han posicionado como los segundos productores más importantes a nivel internacional. Bodegas como Chivite (DO Navarra) con una larga tradición de rosados tiene claro el potencial de estos vinos y ha lanzado junto con Arzak la segunda añada de su rosado Chivite Las Fincas. Otros, como Izadi, con su rosado Larrosa, también previeron un auge que parece que ha llegado para quedarse

También hay “novatos” de gran alcurnia en este segmento como Bodegas Bilbaínas que se estrenaba este año con Viña Pomal rosado; Codorniú que presentó el pasado mes de abril el vino Viñas de Anna Flor de Rosa; o Marques de Murrieta, con su recién descorchado Primer Rosé.

Con aromas a frutas blancas, fresas o cerezas, son vinos que erróneamente etiquetamos como dulzones o golosos pero que ofrecen una variedad amplísima apta para todos los paladares.

Enjoy

Desde luego, en La Quinta del Vino somos fans absolutos de esta variedad de la que os iremos proponiendo sugerencias para que os vayáis enganchando poco a poco.

 

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *